Publicidad

¿Mejor Seguimos Armados o Nos Quedamos Desarmados?

El

El "Caballo" practicando sus disparos en un "gun range"

Suiza tiene uno de los índices más altos del mundo de armas en manos de la población civil.

Univision Radio

escrito por César "El Caballo" Procel

La “facilidad” de adquirir armas en Estados Unidos ha sido causa de controversia por muchos años. En 1994, durante su estadía en La Casa Blanca, el ex-presidente demócrata Bill Clinton, firmá una ley en la cual prohibía a civiles, la compra y venta de ciertos tipos de armas semi-automáticas o “armas de asalto.” Esta acta fue firmada el 13 de septiembre del mismo año, pero solamente aplicaba hacia armas fabricadas después de esta fecha. El acta tuvo una duración de 10 años y terminó en el año 2004.
El 20 de abril de 1999, en la preparatoria Columbine, en Colorado, dos estudiantes, Eric David Harris y Dylan Bennett Klebold, irrumpieron en la institución y asesinaron a una docena de estudiantes e hirieron a otras 21 personas, para después suicidarse.  Las armas que Harris y Klebold utilizaron: dos pistolas de 9mm y dos escopetas de calibre 12, típicamente utilizadas para la casería de aves. Estas armas no eran prohibidas bajo la ley anti-armas firmada por Clinton.


El pasado 14 de Diciembre del 2012, Adam Lanza, un joven de 20 años, robó dos armas de fuego pertenecientes a su madre Nancy, la asesinó mientras dormía, se dirigió a la escuela primaria Sandy Hook localizada en Newtown, Connecticut y ahí asesinó a 20 niños, 6 adultos, y posteriormente también se suicidó. Es aquí donde vuelve a surgir la controversia sobre la compra, venta, y uso de armas en Estados Unidos. Los demócratas, incluyendo el Presidente Barack Obama, inmediatamente empezaron a buscar maneras de prohibir y/o restringir la adquisición legal de armas de fuego en el país.


Mi intención no es convencer a nadie a que opine a favor o en contra de las armas de fuego. Tampoco es de convencer a nadie que las armas son buenas o malas, simplemente quiero discernir un poco la realidad de las cosas. Tampoco soy un extremista sin sentimientos al que no le importe el dolor de las familias y las vidas perdidas de los niños y demás personas que fueron víctimas de estos locos. Sí, locos, es lo que son esos individuos capaces de terminar con la vida de personas y especialmente de niños que sin deberla ni temerla, fueron cruelmente asesinados a manos de estos cobardes.


Si me preguntas que si opino que el gobierno de Estados Unidos debería prohibir la compra y venta de armas a ciudadanos o implementar leyes estrictas sobre lo que sí y lo que no tiene un ciudadano el derecho de adquirir, mi respuesta es un rotundo NO. He notado que la mayoría de las personas anti-armas argumentan que al prohibir las armas, disminuirán o cesarán los crímenes violentos en el país. Otros dicen que mientras no haya control de armas seguirán las matanzas. Otros dicen que, “Deben prohibir los rifles de asalto, nadie los usa para la casería.” Y el argumento más popular: “La segunda enmienda de la constitución es demasiado antigua y debe ser ratificada.”  Bien, partamos desde ese punto, la segunda enmienda de la Constitución de los Estados Unidos dice así: “Siendo necesaria una milicia bien ordenada para la seguridad de un Estado libre, el derecho del Pueblo a poseer y portar armas no será infringido.”


Los fundadores de Estados Unidos no escribieron la segunda enmienda a la Constitución con la idea de darles armas para cazar a los ciudadanos. Recordemos que el país se levantó en armas contra el gobierno Británico, y fue así como se creó un país libre y soberano. La razón de esta enmienda es para prevenir la tiranía de un gobierno abusivo. Sí, porque si el gobierno abusa de su autoridad, los ciudadanos tienen el derecho de defenderse de la misma manera en la que podrían ser atacados por militares por parte del gobierno, esa es la razón de esta enmienda a la Constitución.

Sí, ya lo sé, es casi de película y probablemente es un tanto fantasioso lo que planteo, pero esa es la realidad de la segunda enmienda. En mi opinión, una prohibición de armas solamente afectaría a los ciudadanos que siguen la ley al pie de la letra, como hacemos la mayoría. Un criminal obtendrá armas por debajo del agua y seguirá cometiendo crímenes. Los criminales no respetan las leyes, de ellos hay que cuidarse, no de los ciudadanos que pagan sus impuestos, trabajan duro, y luchan por el bienestar de su familia. Si dejamos que el gobierno imponga límites a los derechos otorgados a los ciudadanos por la constitución, esto no frenará en control de armas. Le seguirán con restricciones en el internet, así como lo hace el gobierno comunista de China que le prohíbe las redes sociales a sus ciudadanos. También peligra el derecho de expresión que tenemos en este país, y así puedo citar miles de ejemplos de derechos que pueden llegar a ser restringidos si dejamos que incidentes aislados nos llenen de temor y doblemos las manitas ante el gobierno.

Aquí el argumento realmente no es si deben o no restringir las armas. Si estas a favor de las armas, bien! Si estas en contra de las armas, bien también! Tienes TODO el derecho de sentirte y expresar tu opinión sea cual sea. Y eso es precisamente lo que hace grande a este país. Que los ciudadanos tienen, y pueden ejercer su derecho a decir que si, o decir que no.  La idea es que veas más allá de lo que te dicen las noticias, y los programas de radio y televisión, la verdadera respuesta está en tu opinión.

Recuerda que tu opinión es única, tienes derecho a ella y al final de cuentas es tu mas fuerte y arma.  
¡Suerte!

Cuéntame qué opinas a través de TWITTER: @prefaded

Publicidad

Publicidad